Umo

por Pablo Cabezali
Pablo Cabezali en Umo Restaurante

Primer Japonés que Reseño en Cenando con Pablo

Hace unos días hice mi visita a Umo, un Restaurante Japonés en plena Castellana del que había leido buenas opiniones. Antes de proceder a valorar mi experiencia en general comentar que he comido en muy muy pocos «Japos» en mi vida, por tanto, considero que mi humilde opinión es menos veraz que si fuese un sitio donde predomina Carne, Croquetas, Etc. No obstante, tal como dije en su día, intento dar variedad a la comunidad, y aunque predomine más cierta gastronomía que otras quiero que haya un poco de todo.

De Umo sorprende su imponente local: Amplio, techo alto.. Nada más entras ves de un vistazo prácticamente toda la superficie: Detalles en madera, barra y cocina con notoria presencia.. Muy logrado todo. Mi visita fue entre semana y el ambiente era al 90% de gente trajeada de la zona. En cuanto a servicio, suficiente personal y correcto en el trato recibido. Los tiempos de espera mejorables, hay cosas que se elaboran rápido y tardaron más de la cuenta.

En cuanto la Carta (Adjunta más abajo), es bastante extensa. Lee el encabezado de cada sección y decántate por unos cuantos platos que te llamen la atención ya que sacian muy muy poco. Mi comida salió a 80€ comensal y no me fui con la sensación de tener la panza llena. Está muy bien probar de todo, pero si con en torno 14 platos sigues teniendo hambre es para preocuparse. Los Nigiris son minúsculos, en mi vida les he visto tan pequeños. La cara que se te queda al recibirlos es digna de ser inmortalizada.

En cuanto a materia prima, sabores, técnica y demás tiene su mérito. A mí me ha gustado. No obstante, a mi esos 80€ me hacen más feliz emplearlos en darme un homenaje carnívoro o un Menú Degustación de lo más variado. Cuestión de gustos. Os dejo los platos y mi valoración:

1- Gunkan de Atún Picante [8,90€]: El Atún es de las pocas cosas que no me gustan, pero cuando lo ponen en un Japonés al estilo picante sí que me convence, tal como me ocurrió aquí. Bien.

2- Nigiri de Salmón y Miso Dulce [7,90€]: Un rico Nigiri de reducida cantidad, algo que me pasó con todos los que pedimos (6 distintos).

3- Nigiri de Pepito [6,50€]: Nada que ver en cantidades con un Pepito de verdad 🥖😂. Nos gustó aunque la preparación de la Ternera es mejorable.

4- Nigiri de Foie y Manzana [7,90€]: Posiblemente el favorito de los 6. Recomendadísimo 🤤.

5- Nigiri Frito de Steak Tartar y Cecina de Vaca Ahumada de León [6,90€]: Los ingredientes de un plato condicionan las expectativas, y en este caso sobrepasaron la realidad. Se deja comer pero no es ninguna locura.

6- Tempura de Langostino Tigre con Spicy Mayo [20,90€]: Un entrante escaso de cantidad con un precio superior a 20€ 😔. Afortunadamente estaba rico, los langostinos bien elaborados y la salsa (que me recuerda mucho a la de los Pokes) muy apetecible también. Duró poco en la mesa. Recomendado pese a su precio.

7- Gyozas de Ropa Vieja con Caldo de Cocido [Fuera de carta, 12,90€]: 4 Gyozas que probandolas secas no sorprenden pero mezcladas con el caldo ganan considerablemente. Fijaros si nos gustó el caldo que hasta pedimos una cuchara (Sí, no tienen pan) para aprovechar hasta la última gota.

8- Futomaki de Cangrejo de Caparazón Blando 🦀 en Tempura Tobikko y Spicy Mayo [14,90€]: No acostumbro a comer Sushi y no sería justo realizar comparaciones. Para mí un plato normal.

9- Nigiri de Toro y Tomate de Colgar [9,90€]: Muy muy bueno. Delicioso nada más entra en boca. Recomendadísimo.

10- Tartar de Salmón 🐟 [18,50€]: Esperaba un sabor más fuerte, particular del plato, cuando en realidad fue un Tartar de lo más light. No difiere mucho de los que sirven en otros Restaurantes.

11- Tarta de Queso Japonesa [6,90€]: Muy mona a la vista y esponjosa cual bizcocho al ser atacada por la cuchara. En sabor, poca presencia de queso y de toque dulce. Nunca he comido una tarta a este estilo, pero no ha llamado la atención para descubrir más. Prescindible.

12- Torrija de Croissant 🥐 Caramelizada con Helado de Haba Tonka [7,90€]: Nunca me han gustado las Torrijas, pero desde mi descubrimiento en Efímero las miro con otros ojos. Aquí al ser de Cruasán me suscitó mucha curiosidad y fue elección inminente. Y maldita mi suerte que este postre tampoco me dejó satisfecho. La Torrija, prácticamente fría (cuando lo suyo es que salga caliente y juegues con el contraste de esta y el Helado) y el Caramelo en su parte superior escaso y sin uniformidad. Una pena.

También te pueden interesar

Deja un comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

Utilizo cookies para asegurar la mejor experiencia de usuario en este sitio web. Si continúas visitándolo entenderé que estás de acuerdo con esto. Aceptar Leer más